10 de junio de 2009

Obras son amores.


Una obra más del estilo "gaditano". Pasaron las elecciones, salió la foto y ahora más de lo mismo, parón por una temporada; molestias para los usuarios.
Es fácil darse una vuelta y oír las quejas de los usuarios tanto del paseo, como del Club Viento de Levante, sobre la forma de hacer estas obras. "Llegaron rompieron esto y ya no han vuelto más", decía un usuario del club.
No hay duda alguna sobre la capacidad de nuestra alcaldesa en la "banda". Mide los tiempos, controla desde utilleros hasta recoge pelotas; da las instrucciones precisas para que el partido, siempre caiga de su lado. Aunque el contrario la tilde de marrullera, exceso de trampas y en definitiva falta de juego limpio. Lo mismo tira de folleto en la jornada de reflexión -el contrincante se lo puso a huevo, al autorizar el día antes el crédito -; que se presenta en su tele, en un programa deportivo, para hablar de cifra y mala fe de sus opositores. Es una verdadero "Caparros", asumiendo a la vez la función de otro angelito, "Cristobal Soria", no hay que dudarlo... sabe lo que se juega y así seguirá, mientras existan amantes de este tipo de juego.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mu bueno lo tuyo chaval, sigue así.

Blog de Paco Piniella dijo...

ahora a esperar...

Cádiz, trimilenaria ¿Por paciencia?

La ciudad más antigua de occidente, de la que todos/as se enamoran, pero a veces tanto amor, no deja ver como algunos/as la maltratan.